alimentacion-saludable-hijos

¿Cómo conseguir una dieta equilibrada para tus hijos?

Es una pregunta que seguramente te haces continuamente, sobre todo si tu bebé es como dicen un niño melindroso o inapetente. Quizás tú en cierto modo seas la culpable de esto porque sólo le diste la fórmula que funcionaba y no le incluiste otros sabores o porque mientras coma, no importa.

Pero no es así, de una buena alimentación también depende una salud envidiable. ¡Así que manos a la obra!

 

Algunos consejos para lograr una alimentación saludable.

Primero, mantén un horario rígido para las comidas y las meriendas. Estas últimas no las hagas tan copiosas para que tu hijo no se sienta muy lleno y no quiera comer luego.

Lo segundo es saber que los niños aprenden siempre en las primeras etapas de vida por imitación: si mamá y papá no incluyen en su menú vegetales, ellos lo rechazarán. De igual modo en las meriendas dale frutas cortadas en pedacitos en vez de galletitas u otros dulces. Varíaselos hasta saber cuáles les gusta más.

Lo tercero es usar la imaginación: y aquí me voy a detener para ponerte algunos ejemplos que en casa hemos puesto a la práctica y dan resultados:

-Prueba adornando las ensaladas con caritas, al niño le parecerá divertido ver una cara sonriente o cualquier otra figura y jugando las comerá.

-Puedes hacerle compotas y jugos de la fruta de la estación. Es más saludable que comprarle enlatados que llevan conservantes y también mucho más económico.

-Si no le gusta el huevo, hazle una tortilla échale salsa cátchup y un poco de queso por encima. ¿A qué nene no le gusta la pizza? Si no hiérvelo, lávale bien las manos y déjaselo que se lo coma con las manitas…

-Si nada más come la vianda frita, córtalas y dales un hervor primero, luego dóralas. Así tendrán el sabor a frito pero mantendrán sus propiedades.